2009adobe.jpg
 

Hernan Casciari es el autor de la obra "Mas respeto que soy tu madre" que interpreta con tanto exito Antonio Gasalla.

 

El celular de Hansel y Gretel
por Hernán Casciari

Anoche le contaba a mi hijita Nina un cuento infantil muy famoso, el de Hansel y Gretel, de los hermanos Grimm.

En el momento más tenebroso de la aventura, los niños descubren que unos pájaros se han comido las estratégicas bolitas de pan, un sistema muy simple que los hermanitos habían ideado para regresar a casa. Hansel y Gretel se descubren solos en el bosque, perdidos, y comienza a anochecer.

Mi hija me dice, justo en ese punto de clímax narrativo: 'No importa. Que lo llamen al papá por el celular'.

Yo entonces pensé, por primera vez, que mi hija no tiene una noción de la vida ajena a la telefonía inalámbrica. Y al mismo tiempo descubrí qué espantosa resultaría la literatura -toda ella, en general- si el teléfono móvil hubiera existido siempre, como cree mi hija de cuatro años.

Cuántos clásicos habrían perdido su nudo dramático, cuántas tramas hubieran muerto antes de nacer, y sobre todo qué fácil se habrían solucionado los intríngulis más célebres de las grandes historias de ficción.

Piense el lector, ahora mismo, en una historia clásica, en cualquiera que se le ocurra. Desde la Odisea hasta Pinocho, pasando por El viejo y el mar, Macbeth, El hombre de la esquina rosada o La familia de Pascual Duarte. No importa si el argumento es elevado o popular, no importa la época ni la geografía.

Piense el lector, ahora mismo, en una historia clásica que conozca al dedillo, con introducción, con nudo y con desenlace.
¿Ya está?
Muy bien. Ahora ponga un celular en el bolsillo del protagonista. No un viejo aparato negro empotrado en una pared, sino un  teléfono como los que existen hoy: con cobertura, con conexión a correo electrónico y chat, con saldo para enviar mensajes de  texto y con la posibilidad de realizar llamadas internacionales cuatribanda.

¿Qué pasa con la historia elegida? ¿Funciona la trama como una seda, ahora que los personajes pueden llamarse desde cualquier  sitio, ahora que tienen la opción de chatear, generar videoconferencias y enviarse mensajes de texto? ¿Verdad que no funciona un  carajo?

La Niña, sin darse cuenta, me abrió anoche la puerta a una teoría espeluznante: la telefonía inalámbrica va a hacer añicos las viejas historias que narremos, las convertirá en anécdotas tecnológicas de calidad menor.

Con un teléfono en las manos, por ejemplo, Penélope ya no espera con incertidumbre a que el guerrero Ulises regrese del combate.

 

Con un móvil en la canasta, Caperucita alerta a la abuela a tiempo y la llegada del leñador no es necesaria.

Con telefonito, el Coronel sí tiene quién le escriba algún mensaje, aunque fuese spam.

Y Tom Sawyer no se pierde en el Mississippi, gracias al servicio de localización de personas de Telefónica.


Y el chanchito de la casa de madera le avisa a su hermano que el lobo está yendo para allí.

Y Gepetto recibe una alerta de la escuela, avisando que Pinocho no llegó por la mañana.

Un enorme porcentaje de las historias escritas (o cantadas, o representadas) en los veinte siglos que anteceden al actual, han  tenido como principal fuente de conflicto la distancia, el desencuentro y la incomunicación. Han podido existir gracias a la ausencia de telefonía móvil.

Ninguna historia de amor, por ejemplo, habría sido trágica o complicada, si los amantes esquivos hubieran tenido un teléfono en el  bolsillo de la camisa.

La historia romántica por excelencia (Romeo y Julieta, de Shakespeare) basa toda su tensión dramática final en una incomunicación fortuita: la amante finge un suicidio, el enamorado la cree muerta y se mata, y entonces ella, al despertar,  se suicida de verdad. (Perdón por el espoiler).

Si Julieta hubiese tenido teléfono móvil, le habría escrito un mensajito de texto a Romeo en el capítulo seis:


M HGO LA MUERTA,
PERO NO TOY MUERTA.
NO T PRCUPES NI
HGAS IDIOTCS. BSO.

Y todo el grandísimo problemón dramático de los capítulos siguientes se habría evaporado. Las últimas cuarenta páginas de la obra no tendrían gollete, no se hubieran escrito nunca, si en la Verona del siglo catorce hubiera existido la promoción 'Banda ancha móvil' de Movistar.

Muchas obras importantes, además, habrían tenido que cambiar su nombre por otros más adecuados.

 La tecnología, por ejemplo, habría  desterrado por completo la soledad en Aracataca y entonces la novela de García Márquez se llamaría 'Cien años sin conexión': narraría las aventuras de una familia en donde todos tienen el mismo nick (buendia23, a.buendia,
aureliano_goodmornig) pero a  nadie le funciona el Messenger.

La famosa novela de James M. Cain -'El cartero llama dos veces'- escrita en 1934 y llevada más tarde al cine, se llamaría 'El gmail me duplica los correos entrantes' y versaría sobre un marido cornudo que descubre (leyendo el historial de chat de su  esposa) el romance de la joven adúltera con un forastero de malvivir.

Samuel Beckett habría tenido que cambiar el nombre de su famosa tragicomedia en dos actos por un título más acorde a los avances técnicos. Por ejemplo, 'Godot tiene el teléfono apagado o está fuera del área de cobertura', la historia de dos hombres que esperan, en un páramo, la llegada de un tercero que no aparece nunca o que se quedó sin saldo.

En la obra 'El jotapegé de Dorian Grey', Oscar Wilde contaría la historia de un joven que se mantiene siempre lozano y sin arrugas, en virtud a un pacto con Adobe Photoshop, mientras que en la carpeta Images de su teléfono una foto de su rostro se pixela sin remedio, paulatinamente, hasta perder definición.

La bruja del clásico Blancanieves no consultaría todas las noches al espejo sobre 'quién es la mujer más bella del mundo', porque el coste por llamada del oráculo sería de 1,90 la conexión y 0,60 el minuto; se contentaría con preguntarlo una o dos veces al mes. Y al final se cansaría.

También nosotros nos cansaríamos, nos aburriríamos, con estas historias de solución automática. Todas las intrigas, los secretos y los destiempos de la literatura (los grandes obstáculos que siempre generaron las grandes tramas) fracasarían en la era de la telefonía móvil y del wifi.

Todo ese maravilloso cine romántico en el que, al final, el muchacho corre como loco por la ciudad, a contra reloj, porque su  amada está a punto de tomar un avión, se soluciona hoy con un SMS de cuatro líneas.

Ya no hay ese apuro cursi, ese remordimiento, aquella explicación que nunca llega; no hay que detener a los aviones ni cruzar los mares. No hay que dejar bolitas de pan en el bosque para recordar el camino de regreso a casa. La telefonía inalámbrica -vino a decirme anoche la Nina, sin querer- nos va a entorpecer las historias que contemos de ahora en adelante. Las hará más tristes, menos sosegadas, mucho más predecibles.

Y me pregunto, ¿no estará acaso ocurriendo lo mismo con la vida real, no estaremos privándonos de aventuras novelescas por culpa de la conexión permanente? ¿Alguno de nosotros, alguna vez, correrá desesperado al aeropuerto para decirle a la mujer que ama que no suba a ese avión, que la vida es aquí y ahora?

No. Le enviaremos un mensaje de texto lastimoso, un mensaje breve desde el sofá.
Cuatro líneas con mayúsculas. Quizá le haremos una llamada perdida, y cruzaremos los dedos para que ella, la mujer amada, no tenga su telefonito en modo vibrador.

 ¿Para qué hacer el esfuerzo de vivir al borde de la aventura, si algo siempre nos va a interrumpir la incertidumbre? Una llamada a tiempo, un mensaje binario, una alarma.

Nuestro cielo ya está infectado de señales y secretos: cuidado que el duque está yendo allí para matarte, ojo que la manzana está envenenada, no vuelvo esta noche a casa porque he bebido, si le das un beso a la muchacha se despierta y te ama. Papá, ven a buscarnos que unos pájaros se han comido las migas de pan.

Nuestras tramas están perdiendo el brillo -las escritas, las vividas, incluso las imaginadas- porque nos hemos convertido en héroes perezosos.

 

Comentario de Horacio Krell

 

No sería tan malo que algún día podamos contarle a nuestros hijos las viejas historias  para que sepan que el mundo no es estático que el pasado fue distinto y que el futuro también lo será.

 

Que existió una época en la que el hombre se olvidó del romanticismo y se enamoró del dinero, pero que otros hombres -quizás impulsados por alguna de estas historias- siguieron imaginando un mundo futuro con gusto al pasado y pergeñado en tiempo presente.

 

El desafío de hoy es inventar el futuro con la anticipación positiva que brinda la inteligencia cuando está cargada de optimismo. El futuro es el punto de llegada, el presente es información. Para alcanzarlo hay que vivir la tensión creativa entre el objetivo y la realidad. El desafío amplia el territorio de la acción pero hay que gestionar el desarrollo de la capacidad permanentemente.

 

La imagen nos atrapa por su belleza, vincula lo emocional con lo cognitivo. Por su carácter analógico evita la abstracción del concepto, su enfoque realista facilita un viaje de ida y vuelta. La saturación de imágenes en la vida cotidiana contrasta con el exceso de verbalismo en el aula. Así, este poder motorizador se desaprovecha.

Einstein pensaba en imágenes; para descubrir la teoría de la relatividad se imaginó viajando en la punta del rayo de luz. Una vez dijo: “las palabras no influyen en mi pensamiento. Las entidades físicas que uso son imágenes que puedo reproducir y combinar. Las palabras las busco después, cuando el juego asociativo se afirma y puedo reproducirlo a voluntad”.

La cita de Einstein demuestra que la imagen es una vía de acceso a la racionalidad. El físico Bohr dijo “el trabajo más importante de un científico es crear imágenes nuevas”, y Einstein “si no puedo dibujarlo, es que no lo entiendo” y “la imaginación es más importante que el conocimiento”. El poder inteligente surge de la alianza estratégica de los hemisferios cerebrales.

 

Disminuye la curiosidad. Alarma la tendencia al pensamiento único y uniforme. Hay desinterés por la búsqueda interna de la misión personal, un conformismo con la mayoría y temor a lo desconocido. Aprender es encontrarse con lo nuevo y anestesiando la curiosidad la creatividad se reduce a lo que se cree o se sabe. Hoy el radar está reemplazando a la brújula.

George Bernard Shaw dijo que  “la verdadera alegría de vivir es ser utilizado para un propósito que reconocemos como importante”. Pero al hacerlo nos sentimos vulnerables y renunciamos para seguir con la agenda chica de nuestros intereses materiales.

Sin buscar  nuestro propio camino perderemos la oportunidad de inventar el futuro. El futuro no existe, debemos inventarlo con originalidad, cultivando nuestra esencia y la capacidad de conocer, comprender, crear y transformar. Así, aunque no conozcamos la dirección del viento, podremos preparar las velas.

 

 _________________________________________________________________________________________________________________

 

JUEGOS DIDÁCTICOS-B

 

Estimados:
                     les adjunto copia de pantalla del encierro del gato.

    Un cordial saludo Esteban
--
Urquiza 855
Esquel - Chubut - Argentina
C.P. 9200
eberazadi@gmail.com
02945 - 15427244

 

 

 

 

Acertijos de pensamiento lateral

Nuevos desafíos

Desafío 13

Un hombre escapa por una calle empedrada. El hombre cae al suelo de frente, pero lo que sangra es su nuca ¿Qué le ocurrió?

Desafío 14

3 cazadores cazando, 3 palomas volando, cada quien mato a la suya y 2 siguieron volando, ¿cómo es posible?

Desafío 15

¿De qué color era el caballo blanco en el que vino Cristóbal Colón?

Desafío 16

Por una denuncia un  investigador concurre  a una carnicería bajo la  sospecha que la balanza pesaba de más. No le labra ninguna acta de infracción ni multa pero el carnicero se quedó muy triste ¿A qué se debió?

 

 

 

Desafío 9

5 cebras son perseguidas por una leona que corría más rápido que cualquiera de ellas ¿Qué debería hacer cada cebra para no ser atrapada por la leona?

 

Desafío 10

A la izquierda nadie me quiere. A la derecha valgo mucho  ¿Cómo me llamo?

Respuesta: cero a la izquierda.

 

Desafío 11

Este diagrama refleja la contestación dada por personas a las que se les preguntó si tomaban té o café. Los números en los círculos muestran cómo respondieron  a la pregunta: solamente té, té y café, ninguno, etc.

 

Según cómo interpretes el diagrama responde  a las siguientes preguntas:

¿Cuántas personas tomaban té?  ¿Cuántas personas tomaban café?  ¿Cuántas personas tomaban té y café? ¿Cuántas personas no tomaban ninguna de las dos bebidas? ¿Cuántas personas no tomaban té? ¿Cuántas personas no tomaban café? ¿Cuántas personas tomaban por lo menos una de esas dos bebidas? ¿Cuántas personas tomaban sólo una de esas dos bebidas? ¿Cuántas personas tomaban sólo café? ¿Cuántas personas tomaban alguna de esas bebidas.

 

 

 

Desafío 12

 

Sin levantar el lápiz del papel trace una línea que pase por todos los puntos. La línea debe ser recta pero puede cambiarla desde cualquier lado  y hacerla horizontal, vertical u oblicua:

 

Desafío 6

Consigna

¿Qué es lo que te pido?

Un gran favor te pido
No se si me lo harás
Búscalo en este texto
Escrito lo encontrarás
Si me das lo que te pido
Obviamente acertarás

 

Desafío 7

En una habitación hay 3 personas. El primero le transmite un mensaje al segundo que es sordo mudo para que se lo transmita inmediatamente al tercero que es ciego. ¿Cómo lo hizo?

 

Desafío 8

¿Quién es el que bebe por los pies?

 

 

 

 

  Ingresen a esta página, prendan el sonido  y disfruten esta maravilla.
HASTA PRONTO: 
 
http://www.youtube.com/watch?v=UDceLWaXinw

 

 

 

 

¿Es un esquimal o un indio?

¿Es un pato o un conejo?

¿Cuál de las líneas verticales es más larga)

 

 

INCREÍBLE ILUSIÓN ÓPTICA


“La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un sirviente fiel.  Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo”

Albert Einstein


 



 

 

Esta es definitivamente la mejor ilusión que se ha hecho en todos los tiempos.

 

¿Acaso ello prueba que las cosas (o las personas) no siempre son lo que aparentan?

 

Si Ud. mira las imágenes desde su asiento frente a su computadora, el enojado está a la izquierda y el calmado está a la  derecha.

Levántese y mírelos a la distancia de 4 metros  y ¡se invirtieron las imágenes!

 

Se dice que esta ilusión fue creada por Phillippe G.Schyns y Aude Oliva de la Universidad de Glasgow.


 

 

 

Aquí recopilamos los mejores juegos de inteligencia para este verano.

 

Hay que formar la mayor cantidad de parejas mediante la mnemotecnia.

 

 

 

MemoryFlash

 

http://www.projuegos.com/juegos/memory/memory.php

 

 

 

 

Hay que lograr que las tres ranas miren en la misma dirección llegando a las tres rocas finales.

 

http://www.misabueso.com/juegos/juego-frogleap.html

 

 

2-

Prueba de Inteligencia

 

Lee frase por frase.

 

Primero: lee las siguiente frases:

FINISHED FILES ARE THE RE-

SULT OF YEARS OF SCIENTIF-

IC STUDY COMBINED WITH

THE EXPERIENCE OF YEARS.

 

Segundo: Ahora vuelve arriba y cuenta  las F  de las frases,

NO VUELVAS A LEER LA FRASE PARA CONTARLAS OTRA VEZ.

Una vez que las hayas contado vas bajando.

SIGUE BAJANDO

 

SIGUE BAJANDO

 

PREGUNTA:

¿Cuantas F has encontrado en las frases?

 

SOLUCIÓN

 

-En las frases hay seis F.

-Si has encontrado sólo tres tienes una inteligencia normal.

-Si has encontrado cuatro es que estás por encima de la media.

-Si has encontrado cinco o seis la superas.

-No hay ningún truco, la mayoría de la gente pasa por alto las F de la palabra "OF".

 

3-

 

Repetimos un interesante test- ejercicio- juego. Se requieren 5 o más repeticiones para alcanzar el 100% de eficacia. Hay que seleccionar el color de la palabra, no la palabra.

This is a great test - - do it until you get 100%!

Bet you can't get 100% on the first try! 

It's harder than it seems, as it should be!

But I'm rootin' for ya'.

This is pretty neat! See how you do with the colors! Have fun!

It takes an average of 5 tries to get to 100%. Follow the directions!

A brain waker-upper for today!

 

 

http://www.humorsphere.com/fun/8787/colortest.swf

 

 

4-

 

GIMNASIA MENTAL

 

Reiteramos 2 Juegos de entrenamiento mental

El gatito intenta escapar y debes cercarlo para impedir que lo haga.

Puedes probar una y otra vez hasta lograr el objetivo.

Cuando lo consigas  copia la pantalla y manda un correo a concursos@ilvem.com

 

 

 

 

5-

Este juego japonés te va a mostrar si tu cerebro es más  joven o más viejo que el resto de tu cuerpo!
Como jugar:

 

1. Accedé al link abajo;

2. Tecleá 'start';


3. Aguardá que comience después del 3, 2, 1;


4. Memorizá la posición de los números y hacé click en los círculos, siempre partiendo del número menor al número mayor;
Nota: Comenzá con el CERO si está presente.


5. En el final del juego, la computadora te va a decir la edad de tu cerebro!!!
 

 

Buena Suerte!

    http://flashfabrica.com/f_learning/brain/brain.html


 




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza