Miércoles 15 de febrero de 2012 | Publicado en edición impresa

 

 

Viceversa

¿Tiene que ser divertida la matemática?

Por Nora Bär | LA NACION

Twitter: @norabar     |   Ver perfil

Ver comentarios

 

 

He aquí una rareza periodística. El diario británico The Telegraph está haciendo una campaña de "marketing matemático": invita a figuras que uno imaginaría muy lejos de las ecuaciones, como el cómico irlandés de stand-up Dara O Briain, que convoca a tres millones de espectadores y es además aficionado a la matemática y la física, y a otras celebridades de la TV local, como la rubia presentadora del programa de juegos Countdown, Rachel Riley (graduada con honores en esta disciplina en Oxford), a escribir sus vivencias sobre la "reina de las ciencias".

Esto ya de por sí sorprende. Pero lo que resulta todavía más desconcertante es que ninguno de ellos trate de engatusarnos con el argumento de que la matemática es divertida de la misma forma en que nos entretiene un partido de fútbol... "Escuchen -dice O Briain-: la matemática nunca va a ser cool más que para aquellos que están destinados a amarla no importa cómo se la presente (...)."

El cómico, que en este caso habla en serio, aduce que así como impulsamos a los chicos a hacer actividad física no porque tengan ganas de hacerlo ni para que se sientan cool , sino porque sabemos que es bueno para ellos, lo mismo debería valer para la matemática: deberíamos tomarla como un ejercicio para la mente.

Desde miles de años antes de que existieran las computadoras o la ingeniería de hoy, la matemática es la antorcha que ilumina una realidad confusa y oscura, enseña a encontrar patrones, a analizar problemas extrayendo la información relevante y a no dejarse engañar por argumentos falaces... dentro y fuera de las aulas. Por ejemplo, quienes adquieren el sentido matemático (que, como decía el profesor de Cambridge G. H. Hardy, es mucho más que hacer cálculos con rapidez) pueden orientarse en un mundo gobernado por estadísticas de todo tipo, tanto para elegir un candidato como un tratamiento médico. "Si comprendiéramos mejor el riesgo, nos sentiríamos más cómodos cuando volamos en avión y más cautelosos cuando manejamos un auto -dice O Briain-. Y gastaríamos menos en billetes de lotería."

 

nbar@lanacion.com.ar
Twitter @norabar.

  

 

COMENTARIO DE  HORACIO KRELL

 

Cuando Rutherford le pidió al estudiante Niels Bohr, que años más tarde sería premio Nobel de Física que demuestre la altura de un edificio con un barómetro.

 

 Bohr dijo: llevaría el barómetro a la azotea, lo ataría a una soga, hasta que toque el piso y marcaría la soga para medir la longitud.

 

Ante tanto ingenio Rutherford le preguntó si sabía la fórmula convencional.

 

Bohr replicó: La diferencia de presión marcada por un barómetro en 2 lugares diferentes da la diferencia de altura entre ambos lugares. Como ve puedo hacerlo, dijo, es porque mis profesores me enseñaron a pensar. De inmediato le dio otras respuestas.

 

Hay mil soluciones distintas, lo genial es saber elegir la más divertida, práctica y veloz y seguir resolviendo otros enigmas. El problema es el motor de la inteligencia y el pensamiento es el instrumento de resolución.

 

 Lo esencial, que parece invisible a los ojos, es que la escuela debería cambiar de método educativo y enfocar lo más importante: debería dedicarse a enseñar a pensar.

 




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 5422 4742
+5411 2334 5420
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza