La partícula de Dios

 

Miércoles 04 de julio de 2012 | Publicado en edición impresa

 

 

Viceversa

 

Buen cambio: la ciencia en el centro de la escena

 

Por Nora Bär | LA NACION

 

Einstein, que cuando en 1905 publicó su teoría de la relatividad especial era un oscuro empleado de la oficina de patentes de Berna, estaría anonadado: una inasible partícula del bestiario subatómico a la que se persigue desde hace más de tres décadas será hoy protagonista de los noticieros de interés general... y hasta de los programas televisivos y radiales de la tarde.

Este objeto físico que le pondrá el moño a uno de los logros intelectuales más monumentales de la humanidad, el modelo estándar de la materia (que explica ni más ni menos cuáles son los engranajes del universo) no sólo cautiva a los científicos, sino que reúne todos los ingredientes de una buena historia de suspenso: una elusiva protagonista que estimula la imaginación, tecnología de abrumadora complejidad, misterio y claves ocultas que se van desentrañando poquito a poco.

Agréguese a la fascinación de esta trama, que ya tenía pendientes de las novedades a miles de investigadores de todo el mundo, un nombre sugerente para los no iniciados (la "partícula de Dios") y la circulación instantánea de novedades que hace posible la red electrónica global, y se habrá logrado un espectáculo insospechado: la ciencia ocupa hoy el centro de la escena.

¿Existe el bosón de Higgs? Como las estrellas de rock, los físicos que intervienen en lo que por sus dimensiones se considera el más grande experimento de la historia tuvieron que apagar sus celulares, y contestar con un sucinto "sin comentarios", para hacer frente a la ansiedad de periodistas, blogueros, tuiteros y aficionados ansiosos por anticipar la respuesta.

En fin, es casi de no creer: la ciencia ahora es tema de conversación en la peluquería, en el subte, y en el quiosco de la esquina.

Pero en este caso hay algo todavía mejor: a diferencia de lo que ocurría hace setenta años, cuando comenzaba a plantearse la teoría que hoy intenta explicar los engranajes del cosmos, esta vez hay un grupo importante de científicos argentinos que, junto con sus colegas del resto del mundo, está escribiendo esta historia. Y, créase o no, con papeles protagónicos....

 

 

COMENTARIO DE  HORACIO KRELL

 

 La paradoja es que la ciencia posee principios universales  pero que se usan localmente.

Por ejemplo en la década del cerebro -entre 1990 y 2000- se dieron pasos enormes en el conocimiento de cómo funciona el cerebro humano, pero esos avances no bajaron al aula. Si resucitara un maestro del siglo xix podría dictar sus clases sin problemas.

No todos los países localmente tienen los mismos problemas que en otras partes del mundo. Argentina en educación está en el puesto 58 entre 65 según el informe Pisa de Ocde que correlaciona nivel educativo y performance económica. Es sugestivo que países ricos sufran la maldición de sus recursos naturales y otros sin ellos sean potencias económicas.

Los gobiernos populistas en vez de utilizar la ciencia económica prefieren palicar la democracia de los pueblos ignorantes. Rabelais decía que la ciencia sin conciencia es la ruina del alma. El aforismo: Lo que es lícito para Júpiter no es lícito para todos revela una lógica perversa y la doble moral en la política. Por eso ciencia y tecnología suben por el ascensor y el hombre por la escalera.




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza