Ciencia normal y revolucionaria son visiones distintas de una misma realidad a la que se ve desde la luz de la teoría dominante (ciencia normal) o detectando desacoples de la teoría  y generando nuevas hipótesis (ciencia revolucionaria).


CIENCIA NORMAL Y CIENCIA REVOLUCIONARIA
 
  * Dr Horacio Krell. Director de Ilvem.


Ciencia normal y revolucionaria son visiones distintas de una misma realidad a la que se ve desde la luz de la teoría dominante (ciencia normal) o detectando desacoples de la teoría  y generando nuevas hipótesis (ciencia revolucionaria).
En el siglo XVII  un sabio podía abarcar todo el saber de su época. Hoy es imposible, el conocimiento crece en forma exponencial y sus hallazgos afectan la competitividad de las personas y de las naciones. Para gestionar el conocimiento se necesita mucha inversión. Para David Baltimore, de la Asociación para el Avance de la Ciencia la fuerza científica no depende tanto del capital sino de la calidad de los investigadores.
Aprender a pensar. El cerebro es una página en blanco que se completa con la educación. Como la educación falla el buen investigador escasea.Ernest Rutherford, premio Nobel de Química fue el árbitro en un examen. Ante la pregunta: "Demuestre la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro" el estudiante dijo: " llevaría el barómetro a la azotea, lo ataría una soga, hasta que toque el piso, y marcaría la soga para medir la longitud". La respuesta era correcta, pero no certificaba su conocimiento teórico. Rutherford  sugirió una segunda prueba que debería responder con conceptos de física. El alumno respondió "tomo el barómetro, lo lanzo desde la azotea del edificio, mido el tiempo y uso la fórmula 0,5 por A por t^2 = altura del edificio". Rutherford  le preguntó sobre otras ideas. El alumno contestó: 1) en un día soleado, mido la altura del barómetro y la longitud de su sombra, y la longitud de la sombra del edificio y aplico una simple proporción. 2) Al subir las escaleras marco la altura del barómetro y cuento el número de marcas hasta llegar a la azotea, multiplico la altura del barómetro por el número de marcas  y obtengo la altura.  3) Ato el barómetro a una cuerda y lo muevo como si fuera un péndulo. Cuando el barómetro está a la altura de la azotea la gravedad es cero y mido la aceleración de la gravedad al descender el barómetro, aplicando una fórmula trigonométrica". 4) “La mejor es ir a la casa del portero y decirle: aquí tengo un barómetro. Si me dice la altura del edificio, se lo regalo”. Rutherford le preguntó por la fórmula tradicional, “la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos sitios da la diferencia de altura entre ambos lugares”. La sé pero mis profesores me enseñaron a pensar.
El estudiante era Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de física en 1922.
¿Qué es pensar? Lo esencial es que sus maestros le enseñaron a pensar. Pensar es "comprender el problema", tal como es y no como queremos que sea. 2do: "inventar la solución", que el hemisferio derecho dispare las ideas, el pensamiento divergente. 3ro: "actuar en consecuencia", que el hemisferio izquierdo use el pensamiento convergente.
El pensamiento es como un río: calmo en unos tramos, turbulento en otros y con una cascada hacia la salida. Así como el remolino lleva las aguas hacia arriba, el pensamiento retrocede ante las nuevas dificultades. Hay un flujo que dirige la situación actual a la solución, el pensador no debe empujar al río o buscar un atajo. El qué y el cómo de la propuesta deben atender al por qué del problema. Cómo en los viejos tiempos hay que retomar el arte de preguntar. Y para esto no se necesita dinero.
Ciencia normal y revolucionaria. El crecimiento del saber creó especialistas y según Maslow como cada uno tiene un martillo todo lo que ve le parece un clavo. En épocas de teorías aceptadas los científicos barren la basura (las contradicciones) debajo de la alfombra, los anteojos que tienen puestos les impiden observar. Khun llamóparadigmas a las teorías que no se cuestionan  porque las comparten los que detentan el saber. La educación cultiva la disciplina y no la curiosidad, el error se penaliza.
Pasteur decía que el azar favorece solamente a las mentes preparadas. Abundan los descubrimientos surgidos al buscar otra cosa, en los que prevalece el azar, como la penicilina de Fleming, descubierta por accidente en un cultivo de laboratorio, o la manzana de Newton, que encendió las luces de la gravitación universal. Pero no es cuestión de suerte, las narices tienen que estar entrenadas. Walpole creó la palabra serendipidad para  el descubrimiento inesperado, fruto del accidente y la sagacidad.
Por otra parte un descubrimiento normal puede cobrar trascendencia mucho después. La gente se pregunta ¿y eso para qué sirve? Para Freud la herejía de una época es la ortodoxia de la otra. Uno es loco hasta que su idea tiene éxito; entonces es un genio.
La serendipidad y los episodios de ciencia inesperada conectan la ciencia con el arte y demuestran que si bien la ciencia consigue trascender los límites humanos con principios universales, el conocimiento científico lo crean los cerebros, inmersos en una sociedad y en una cultura. Cerebros que no son entrenados para extraer su capacidad potencial. Einstein decía que el arte llega a las verdades más profundas por el camino más sencillo y que la imaginación es más importante que el conocimiento.
La ciencia inesperada florece en el campo marchito de la ciencia oficial. Hoy el conocimiento sin aplicación no es prioritario, los mercados son las brújulas de los recursos dedicados a investigación, la lección de la historia es que la ciencia no solucionó  temas claves como la pobreza. Y como dijo Pascal “la ciencia sin conciencia es la ruina del alma”.
Episodios revolucionarios devuelven la esperanza en la creatividad, en el esfuerzo personal y en la promesa de educar mentes abiertas a nuevas ideas en un mundo que hay que cambiar. Porque ciencia sin conciencia es la ruina del alma construyamos una ciencia con ética ya que según los estudios científicos estamos destruyendo el futuro.
Baltimore aconseja mantener un alto nivel de excelencia en los investigadores, impulsar el desarrollo de instituciones pequeñas, no separar la enseñanza de la investigación y preservar el libre pensamiento. La ciencia básica (sin un fin definido) es insoslayable. Desarrollar ciencia de primer nivel es difícil, se llega a la excelencia después de un proceso largo y trabajoso. Con una máquina, se produce ciencia estándar, son las personas las que hacen la diferencia formulando nuevas preguntas. La calidad de la gente es la clave, se pueden tener máquinas maravillosas, pero sin gente extraordinaria no se creará ciencia extraordinaria. La verdad es una construcción, lo que hoy es verdadero, mañana una nueva teoría demostrará que es falso.
Porque la  información no es conocimiento, ni el conocimiento es sabiduría, Elliot se preguntó ¿ dónde está el conocimiento que se perdió con la información, dónde está la sabiduría que se perdió con el conocimiento?. El poder inteligente no proviene del conocimiento, ya que las verdades cambian con el tiempo, ni de la imaginación ya que sin conocimiento la imaginación es pobre. El conocimiento nos hace razonables y como decía George Bernard Shaw con la razón nos adaptamos al mundo, la imaginación nos hace irrazonables  y con ella logramos que el mundo se adapte a nuestras ideas. El progreso humano depende de su armoniosa combinación, el poder inteligente en la ciencia y en el arte de la vida  es querer con eficacia.
 
*Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF Unión Argentina de Franquicias y propulsor de UP Unión de Permutas. Consultas horaciokrell@ilvem.com.
 
Ilvem es una entidad educativa cuya misión es el desarrollo de la mente humana en el marco de la teoría de las inteligencias múltiples (espiritual, emocional, intelectual, creativa, artística, estratégica, corporal, social, comercial, comunicacional y digital).
 
Informes en www.ilvem.com o al teléfono 48215411. 




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza