Entrenar al orador con inteligencia artificial

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell


Todos tenemos desde la escuela primaria kilómetros y kilómetros de lectura y de escucha pero sólo pocos metros en la práctica de la exposición. La falta de práctica genera la sensación corporal de temor al ridículo y el temor a quedar desubicado. El conflicto se da en el encuentro con la mirada del otro. La timidez no desaparece nunca pero se puede aprender a controlarla y seguir adelante. Muchos sufren cuando se relacionan. La raíz está en el pensamiento negativo.

A esto se le suma que la educación no enseña a usar el cerebro por lo que cada uno hace lo que puede. Un soldado que va a la guerra aprende antes a usar el arma. Al niño, que luego será un hombre, se lo envía a la lucha por la vida sin saber cómo funciona su cerebro, que es su  principal herramienta, ni los métodos que lo hacen funcionar mejor. Como dijo Nietzche los métodos son la mayor riqueza del hombreHablar en público suele generar  momentos estresantes. La globosofobia, el miedo oratorio, es un pánico que afecta al 75% de los mortales.

Si hubiera intentado ser natural y dejar que todo fluya, no hubiera podido decir ni una palabra, dijo Manu Ginóbili. Por eso ensayó 15 veces frente al espejo el emotivo discurso en la despedida organizada por el San Antonio Spurs.

Tal como está diseñada la educación el estudiante tiene pocas opciones para entrenar sus habilidades de comunicación. En general los exámenes son por escrito, para abreviar los tiempos. Hoy, gracias a la inteligencia artificial, hay herramientas que permiten ensayar recreando escenarios realistas y abarcan desde la inspiración y escritura del discurso, la previa a entrar en escena, hasta el combate contra los bastoncillos: ehhh, mmmm, esteeee, bueno.

Aplicaciones gratuitas. Para inspirarse en los grandes oradores, la app de TED permite ver 1700 charlas sobre temas diversos. Con una duración de 20 minutos se descubre cómo organizan la información con diferentes estilos. La preparación los hace lucir muy naturales.

Siempre llega el momento de pasar a la acción. Una vez definida la idea a comunicar y el objetivo  que se pretende alcanzar, viene el análisis de la audiencia y de los mensajes, escribir el guion palabra por palabra permite posicionarlo en internet para lograr objetivos ulteriores.

Esto es lo que se denomina posicionamiento natural. Escribir posibilita aclarar el pensamiento y sentir con antelación, en lugar de pasar por el mal momento de titubear durante la charla.

La estrategia es pensar todo lo que se va a decir pero no decir todo lo que se piensa.

Para los que tipean con dos dedos.  Para esto hay dos soluciones: aprender dactilografía al tacto o  usar la aplicación Dictation  que hace ganar tiempo. Primero se elige el idioma, se hace clic en el ícono micrófono y se graba el contenido con voz clara y pausada. Este ejercicio de dictado sirve para ir escuchando qué tal "suena" la voz de uno mismo y ajustar lo que no fluye con naturalidad, acortar frases y evitar palabras difíciles de pronunciar

Lo bueno y breve dos veces bueno. Es vital abreviar el tiempo de exposición tanto para evitar el cansancio del auditorio como para no correr cuando se debe "ir cerrando" o cortar el final de la historia. Copiar y pegar el guion en Readtime, permite saber cuánto tiempo lleva decirlo según la velocidad  que uno tiene al hablar. Así no hace falta cronometrar el discurso.

Video Teleprompter Lite  permite subir el guion, detectar la velocidad del habla, acomodar el celular  y hacer clic en Start. El texto circula por la pantalla y la cámara va grabando. Luego, se puede revisar el video para chequear qué tal se dijo y qué caras o gestos se deben corregir.

Escenarios futuros. Chiara es una solución informática sobre distintos aspectos de la oratoria que da la posibilidad de ensayar en entornos distintos, en salas de reuniones para pocas personas o hasta en auditorios masivos. Los entornos replican situaciones tales como comités de dirección, salas de formación, ruedas de prensa, entrevistas de selección o trabajo, escenarios masivos o consultorios médicos. De la mano de la inteligencia artificial, recrean diferentes escenarios y permiten evaluar la manera de hablar con sistemas basados en machine learning y lenguaje natural. Esto permite sortear las dificultades de la formación tradicional en habilidades, el no poder practicar lo suficiente y poder obtener un feedback objetivo del discurso. También se puede obtener una licencia de uso, gafas de realidad virtual y un informe sobre la fluidez, seguridad y credibilidad a través del análisis de la voz, del lenguaje natural y de la mirada.

Los oradores que ensayan con su app reciben un feedback pormenorizado que abarca parámetros tales como entonación, velocidad, decibeles, positividad, latiguillos o pausas llenas e incluso detecta hacia dónde dirigen la mirada durante la presentación.

Hablar en otro idioma. VirtualSpeech sirve para presentaciones en inglés. A diferencia de Chiara, Virtual Speech puede utilizarse también con un visor "casero"  de bajo costo -de los que vienen en cartón- y ofrece algunos videos con tips gratuitos para hablar en público.

La Universidad Siglo 21 construyó VR-Speech. Esta app fue pensada principalmente para personas que ocupan o van a ocupar cargos directivos, líderes, empresarios y profesionales, jefes y gerentes. Según Elisa Panero, directora de Innova Educa 21 (Universidad Siglo 21), la aplicación es utilizada para desarrollar la oralidad y argumentación de los alumnos, presentando tres escenarios que simulan situaciones reales.  En función de los objetivos de aprendizaje se determinan cantidad de participantes, interacciones y distractores, es decir que brinda la posibilidad de seleccionar diversos niveles de dificultad e interactividad.

Salir a la cancha. Una vez atravesadas las instancias previas a la presentación, queda por delante la última escala para aprovechar al máximo la inversión de tiempo y esfuerzo: el momento previo a subir al escenario. Una excelente manera de administrar la energía es utilizar la app Insight Timer, que no solo ofrece meditaciones guiadas para la ansiedad o el estrés y prácticas de mindfulness, sino también un temporizador que permite diseñar una experiencia de meditación a medida.  Basta con encontrar un pequeño espacio privado, ponerse los auriculares y tomarse unos minutos para llegar al escenario enfocado. Los celulares ganan terreno como aliados  estratégicos de la inteligencia para afrontar el desafío que implica hablar  público.

La solución educativa. Las clases de stand up son una terapia cognitiva para la conducta. Se practica el lenguaje corporal, el uso de las manos y los gestos en un formato asertivo para que,  sincronizados con la voz, optimicen la comunicación. Se apunta a mejorar el contacto, a erradicar la vergüenza. Se solicita que los alumnos expongan discursos en un público de otros alumnos que aprenden oratoria. En 12 semanas se abordan tres cuestiones principales:

Orador: incrementar sus cualidades personales  (voz,  tono, cuerpo, imagen, vestimenta, personalidad, debilidades y fortalezas). Mensaje: la organización del discurso (estrategia, calidad, originalidad, fuerza expresiva, timing). Auditorio: adecuarse al que recibirá el mensaje  (a quién se dirige, cómo piensa, está en vivo, por radio o lo mira por TV).

Stand up permite expresarse con monólogos. Es un trabajo creativo que incentiva la imaginación, desarrolla la personalidad escénica y detecta puntos fuertes -como me veo, cómo me ven, por qué se ríen si hablo en serio-. El humor se puede referir a uno mismo, a los hechos o a exagerar algo absurdo. La comedia en vivo es un acto difícil porque el artista depende del auditorio que forma parte del acto. El comediante debe conocer  sus gustos y ajustarse.

La expresión vale tanto como la escucha. Tenemos dos orejas y una sola lengua para escuchar el doble de lo que decimos. Cada alumno recibe una hoja de evaluación. Eso le da un método a la escucha para evaluar los discursos. Recibe un material teórico con los conocimientos necesarios. Los cursos acentúan  la inteligencia comunicacional: comprender la situación en la que se debe exponer, inventar un discurso adaptado a la misma y actuar en consecuencia.

Lo que no se mide no se puede mejorar. Cada año que pasa deja una marca en el cerebro y si no se mide no se puede superar. El "Test de rendimiento intelectual" (IQ), permite ver cómo funciona la mente y las neurotécnicas que potencian su rendimiento.  La oratoria es como la frutilla del postre pero precisa contar con otras herramientas previas.

Oratoria, la prueba de fuego. El orador sin sabiduría es como una cáscara vacía de contenido. Para asociar expresión y conocimiento  se precisa:

Capacidad de lectura y de escucha que enriquezcan el tema.

Organización del discurso: con tiempos de exposición según el principio de lo bueno y breve dos veces bueno.

Sistemas de memoria: si se lee el discurso se pierde feedback con el auditorio. Para memorizar rinde más la repetición activa, el intento de recordar, que leer varias veces el discurso.

Concentración: para evitar que las preguntas del auditorio  o las ideas parásitas del orador lo aparten del tema principal.

Fábrica de ideas: que atrapen por su originalidad y fuerza expresiva.

Estrategia: toda comunicación tiene un objetivo.

Einstein decía que estaba seguro que sabía algo cuando se lo podía contar a su abuelita y ella lo entendía. No existe una segunda oportunidad para la primera impresión y siempre se comunica ya que no se puede no comunicar aun permaneciendo callado.

Sólo el 15 % de la comunicación es verbal, el resto es el tono de voz, la personalidad, armonizar lo que se piensa, lo que se siente, y lo que se hace. El feedback es estar atento a la reacción del auditorio y es lo que evita que un error se transforme en hábito.

El registro. El discurso debe redactarse y filmarse aprovechando las herramientas que brinda la inteligencia artificial.  Archivar el discurso permite:

* Enviarlo a quienes no vieron a la presentación.

* Usarlo como instrumento de capacitación y corrección de errores.

* Que sea el inicio de algo nuevo (como escribir un libro).

* Que los medios de comunicación lo publiquen.

* Que se posicione en internet a través del marketing digital. 

* Volver a leerlo para mejorarlo.

* Tenerlo a mano, porque las palabras vuelan y se las lleva el viento. 

Marketing personal. Es un recurso para pensarse a sí mismo como un “YO S.A” que debe autogestionarse integrando las “4 A” de la educación (Aprender a ser, a Aprender, a Hacer y  a Convivir) con las “4 E” del emprendedor (Excelencia, Energía, Esfuerzo y Estímulo).            

El discurso  es la herramienta de presentación para seleccionar los datos relevantes y provocar una huella firme en la memoria del receptor. Un buen mensaje refuerza las “3 i” de la comunicación: identidad  del emisor, identificación con el  mensaje e imagen positiva en la mente del otro. Cuando se trata del currículum la historia puede contarse como una evolución, destacando lo actual o enfatizando la formación que se posee. Es un instrumento de marketing porque presenta lo favorable y omite períodos de inactividad o cambios frecuentes de trabajo.

Comunicación digital. Así como pescar no es sólo tirar la caña, porque la probabilidad de éxito sería baja, para  pescar negocios en el ciberespacio hay que conquistar clientes descubriendo sus hábitos o necesidades…y poner la carnada. Para eso hay que modificar el sitio web aplicando la fórmula  AIDA para generar Atracción, Interés, Deseo y motivar la Acción.                  

El marketing digital permite conquistar la pole position en los motores de búsqueda de internet,  aplicando la inteligencia para anticipar el pensamiento del internauta. La regla es liderar: muchas veces no basta con ser el mejor porque el primero captura la consulta. El universitario puede no ser profesional si le falta  marketing, experiencia,  training y  clientes.

Aprender a emprender. Ante las señales del mercado hay que aprender cuándo conviene crecer, conservar, retirarse o independizarse. Las ideas creativas surgen de los datos,  redes de contactos y de la gestión del conocimiento.

 El sitio web no debe ser una vidriera estática -como el currículum tradicional- sino un mostrador dinámico generador de conexión, aprendizaje, información y buen humor.

La mina de oro es la base de datos que, junto a la estrategia web y el e-mail,  conectan el sistema nervioso humano con el digital.

Fábrica de ideas y relaciones productivas. La oratoria sola no produce milagros. No se producen resultados hablando solo en la montaña. Para que la comunicación genere efectos es necesario ser convocado para hablar. Esto demanda una estrategia de marketing digital para estar bien posicionado en los buscadores. La clave para lograrlo es hallar el genio interior que todos traemos al nacer. Al encontrarlo desarrollamos un poder interior que el mundo conoce como empowerment. Ese poder se paraliza si la energía se bloquea y el genio queda encerrado en la lámpara de Aladino. Para destrabarlo existen las inteligencias complementarias. La emocional que  significa vivir en conexión con el genio interior, la creativa que consiste en tener buenas ideas, la estratégica que permite llevarlas a la práctica, la ejecutiva que desarrolla las capacidad de acción, la social que se representa por dime con quién andas y te diré quién eres, la digital que implica conectar el sistema nervioso humano con el digital.

Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza y le transfirió su capacidad de creación, comunicación y acción. El creador cuando es innovador es el mejor imitador de dios en la tierra.

El hombre desarrolla el 10% de su capacidad. El hombre de acción trabaja con personas y cosas, el intelectual con conceptos y palabras.  El autoconocimiento enciende la llama espiritual. La inteligencia emocional brinda pasión por el trabajo. La Imaginación genera ideas. El plan convierte ideas en proyectos. La acción los concreta. El emprendedor le da forma a las ideas y convierte el espíritu en materia. Es creador y actor al mismo tiempo, por eso es un creactor.

 

*Director de Ilvem, mail de contacto horaciokrell@ilvem.com.

 

*CEO de Ilvem. Mail de contacto: horaciokrell@ilvem.com.

 




print.gif  friend.gif  

Escribir un comentario

  
Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 4821 5411
+5411 5422 4742
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza