Año IV  N° 245: "Hay miedos que matan"

 

El ataque de pánico.  El miedo a morir es más grande que el ataque de pánico en sí. Quienes lo padecen, deben aprender a vivir con eso para siempre. Se puede salir, se puede volver a tener una vida normal, buscando maneras más sanas de canalizar los sinsabores. Es un aprendizaje que va acompañado por un psicólogo, por un psiquiatra y por la familia, los que te quieren y no los que te juzgan. El modo de superarlo es resolver la causa que lo provoca.

 

Sólo por hoy:  Recuerda que todo lo importante, es difícil pero no imposible.

 

Nota relacionada: Miedos que matan - Ilvem

 

 

 




print.gif  friend.gif