Año V  N° 3: "No exageres, mantén los pìes sobre la tierra y los ojos en el cielo"

 

No seas omnipotente. Crees que puedes hacerlo todo sin límites que te condicionen y que nada puede dañarte. Que no precisas ahorrar porque siempre podrás hacer plata. Pero así te condenas a trabajar toda tu vida o no poder afrontar una enfermedad, un accidente o un despido. Ignoras que la estabilidad se sostiene diversificando las fuentes de ingresos y no a partir de uno solo muy alto.

 

Sólo por hoy:  No confundas la autoestima que te lleva a conquistar metas valiosas con la omnipotencia que te hace afrontar peligros evitables. 

 

Nota relacionada: La enfermedad del poder - Emprendedores News

 

 

 




print.gif  friend.gif