Diferencias entre memoria y mnemotécnica

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

DIFERENCIAS ENTRE MEMORIA Y MNEMOTÉCNICA

La memoria es la capacidad de ingresar, retener, recuperar y utilizar información. La mnemotecnia es una técnica para recordar. La memoria como palanca del crecimiento personal,  es más importante que la mnemotecnia. La memoria del niño al nacer es una página blanco que completará según la calidad de sus experiencias en la vida.

Orígenes de la mnemotecnia. Antes de que se crearan otras formas de archivo, se desarrolló la mnemotencia para vencer al olvido y floreció hasta el invento de la escritura. Los antiguos distinguían la memoria natural de la artificial. Está última se usaba primordialmente para los discursos. El golpe final a la mnemotecnia fue dado por  la invención de la imprenta. Desde entonces se convirtió en un artificio sin utilidad práctica. 

Las culturas se conservaron luego a  través de la palabra escrita, y la memoria perdió su rol principal. La memoria que fue al principio la defensa contra el olvido; no pudo defenderse de la escritura. 

Memoria de cosas y de palabras. La primera almacena  hechos, la segunda traduce las palabras a imágenes. La memoria natural usa los mecanismos habituales del recuerdo. Para eso no precisa de la mnemotecnia. La naturaleza enseña a memorizar: si en la vida diaria vemos cosas muy comunes solemos olvidarlas. El nacimiento del sol, su recorrido, su ocaso, es habitual, por eso se recuerdan mejor sus eclipses, porque son raros. La memoria debe imitar a la naturaleza y seguir lo que ella hace. La mnemotecnia,  como estrategia de memorización, se perfecciona con la  gimnasia mental con diferentes rutinas:

1) Crear un espacio interior. Recordar es desplazarse por un espacio o fondo. Hay que recorrer los lugares creados, para que se conviertan en el terreno firme del almacenamiento 

2)  Transformar en imagen lo que se quiere recordar. Hay que sintetizar reuniendo los datos, previamente traducidos mediante metáforas. La imagen buscada no debe ser arbitraria; debe tener  una asociación concreta con los contenidos que representará. 

3) El viaje. El desplazamiento sobre la página escrita se transforma  en un espacio que es recorrido por la mente para encontrar las imágenes creadas. 

4) La lectura. Luego hay que repasar  los espacios mentales para reencontrar las imágenes simbólicas escritas y grabadas sobre la propia mente, tal como los renglones de la página. 

¿Puede existir un olvido del sentido sin una pérdida de imagen? Al encontrarnos con una imagen dudosa, el efecto psíquico es similar a la duda ante una palabra desconocida. 

El poder representativo de las imágenes es elevado. Si la imagen ha sido bien elegida debe poseer un alto grado de evidencia. El almacenamiento exterior de la información hizo perder capacidad de retención, ya que escribir no es recordar; justamente escribimos para no recordar. La escritura evita el esfuerzo necesario para no perder la información. 

En cambio en el repaso activo cada visita parece pasiva, pero el ejercicio del recuerdo mantiene las imágenes evitando que pierdan precisión, o que se diluyan en el olvido. Se trata hacer gimnasia mental. 

La mnemotecnia es un medio.  En todo este proceso hay un componente creador cuyo valor máximo es el esfuerzo para mantener en pie ese mundo interior para que no caiga en el olvido. Si alguien es capaz de dar solidez a los productos de su imaginación,  ¿por qué se debería pensar que sólo se destinaban al recuerdo?. Simónides, el fundador de la mnemotecnia, fue un poeta; además de recordar, encontró otros usos  para sus viajes interiores. Einstein pensaba que la imaginación es más importante que el conocimiento. 

La buena memoria. El peligro de la mala memoria es advertido por Borges en "Funes el memorioso": es perder el diálogo reflexivo y olvidarse de pensar. Si se vive para la memoria, no hay tiempo para pensar.  Borges había aprendido sin esfuerzo el inglés, el francés, el portugués, el latín; pero sospechaba  que no era muy capaz de pensar. Para Borges pensar es olvidar diferencias, es generalizar, abstraer. El mundo de Funes guardaba sólo detalles casi inmediatos. La obsesión por la memoria conduce al abandono de lo que  nos diferencia de los animales: la racionalidad. 

Los  trucos o estrategias mnemotécnicas son artificios útiles para facilitar el acceso de la información pero la buena memoria relaciona tres fases: el instante, el corto plazo y  largo plazo y no se llena nunca de basura.

Como somos lo que recordamos la clave es saber organizar el contenido de la memoria. El distraído se desespera buscando lo que perdió, la persona ordenada siempre encuentra lo que busca, porque sabe cómo y dónde lo guardó. Lo mismo ocurre con la mente. 

La memoria palanca. La memoria es el capital intelectual  para aprender: leer, escuchar, estudiar, recuperar, expresar, razonar, crear y también es la base de la acción exitosa.

La memoria es constitutiva en el hombre, por eso es peligroso  dejarla en manos de la mnemotecnia, como cuando se da por supuesto que existe una técnica para la memoria, tal como hoy se recomiendan medicamentos para la mente. Un truco puede servir para recordar algo ocasionalmente pero no para toda la vida, para esto hay ciertos principios fundamentales que relacionan a la memoria con la capacidad de memorizar:

Interés. Sólo lo que nos interesa convoca a la atención, a la concentración y a la memoria. 

Conocimiento previo (sin memoria no hay memoria, aprendemos con lo que sabemos).

Lectura (el tallado del alfabeto en el hombre es su toque diferencial).

Análisis y síntesis (Funes el memorioso recordaba todo sin poderlo jerarquizar).

Doble registro (hemisferio izquierdo operando por razonamiento o asociación de ideas, hemisferio derecho por asociación de imágenes mentales). 

Estrategia de repasos (la caída de la memoria en la conocida curva del olvido no se soluciona con  mnemotecnia sino con repasos, lo aprendido olvidado se reaprende en menos tiempo).

Aplicación práctica del conocimiento (lo que no se usa se pierde).

Uso integral del cerebro La memoria es mucho más que la mnemotecnia, es la palanca del crecimiento personal. La mnemotecnia es una herramienta importante de  la gimnasia mental pero no es memoria. Entre ambas hay un largo trecho, que no debemos olvidar.

 

*  Dr. Horacio Krell, Director de ILVEM. Consultas a horaciokrell@ilvem.com.ar.

 

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull