Qué hacer con el dinero

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

QUÉ HACER CON EL DINERO

Francisco de Quevedo dijo : “PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO”, ¿qué se puede hacer con el dinero?

El sistema monetario construye un tablero donde  el dinero es el rey. El peligro del orden creado por el dinero se refleja en  la fábula del rey Midas quien al convertir todo en oro se murió de hambre. Cuando el hombre se liberó de dioses, reyes y costumbres, también se preguntó qué se puede hacer con el dinero, pero mientras tanto fue atrapado por el dios monetario. Al transferir su alma al dinero lo humanizó deshumanizándose.

El dinero tiene la  propiedad de ser una  nada que puede comprarlo todo. Entonces qué se puede hacer con el dinero. Sin dinero no se es nadie, hay que obtenerlo para apropiarse de los bienes que se desean y que producen los demás. Para Aristóteles dinero y riqueza no son sinónimos, pero el potencial de realización y el sentido de la vida se asocian con su tenencia. Sin límites para el deseo hay que tener más dinero y el dinero nunca alcanza.

El tiempo es oro ... si se sabe aprovechar

Para tener más dinero hay que hacerlo circular rápidamente. De allí surge la invención del reloj: ahora todos tenemos reloj pero nadie tiene tiempo. El reloj invade el reposo y  el trabajo, hay que generar ganancias y para eso el tiempo es un estorbo. Si bien infinito y trascendencia son valores espirituales, aplicados a la vida como estrategias de crecimiento convirtieron al mundo en una fábrica de qué hacer con el dinero y lo artificial reemplazó a lo esencial. Para acumularlo surge la compulsión a la repetición, como los conquistadores de países donde cada conquista crea una nueva frontera a superar o como Sísifo condenado por los dioses a tirar para siempre una enorme piedra de la cima y volverla a subir.

Lo contradictorio es que siendo cualitativamente ilimitado - permite comprarlo todo- es cuantitativamente limitado, y el deseo llena el vacío en nuestra mente y en nuestros días.

La mentalidad de bombero  responde al estilo de sometimiento a las urgencias que  invaden la jornada a punto tal que lo importante queda relegado a segundo plano.

Qué hacer con el dinero

El proceso histórico fue pasar del trueque a la moneda para facilitar las transacciones y ser común denominador de los precios. De la moneda se paso al papel y al dinero virtual aumentando su carácter abstracto y generando el cálculo financiero para multiplicarlo.

El creciente individualismo y la libre iniciativa hicieron que los más aptos se quedaran con más dinero provocando su concentración. El dinero dejó de ser un medio para la economía y se convirtió en un fin, hasta el extremo que la masa monetaria superó a la economía real. Surge así un capitalismo financiero dominante donde la economía real depende de la artificial. Con la globalización la lógica económica depende de la financiera afectada por razones psicológicas como pánico, apuestas, corridas de capitales; donde se habla más de jugadas maestras que de obras. Lo financiero hace del dinero un fin y no el medio. Con los créditos al consumo se paga más adelante lo que se consume hoy, siendo la gratificación más pequeña que el compromiso asumido. Además se invierte la lógica del ahorro. Bajo la idea de vivir el presente, cenicienta pagará la fiesta aunque los bienes se tornen obsoletos.

El renacimiento del trueque

Para saber qué hacer con el dinero  lo mejor es precisarlo menos. Como dijo Aristóteles el dinero no es riqueza: desaparece por robos, inflación galopante, causas naturales, quiebra de bancos, cambios de paridades cambiarias, etc. Para depender menos del dinero hay que hacer que el dinero dependa de uno. Para eso hay que aprender a disminuir los pagos en efectivo mediante el canje de los mismos por nuestros bienes y servicios

Para Mahatma Ghandi rico no es el que más tiene sino el que menos necesita, pero no se trata de retroceder, lo que hay que lograr es que el dinero sea un medio, que la cantidad no supere a la calidad, ni lo abstracto a lo concreto, ni el cálculo al placer. El dinero no hace la felicidad pero sí crea  codicia, avaricia, envidia y deseos de poder; sin traer la amistad, el amor y la comunicación. Y lo que tiene mucho valor generalmente no tiene precio.

El dinero pone en juego al tiempo, hacer dinero lo consume, por ejemplo trabajando más para pagar los créditos. No hay que correr tras el dinero ni aceptar todas las oportunidades, hay que privilegiar las necesidades. La salud espiritual exige que no juguemos a la timba. Permutemos la sed de dinero por sed de justicia para formar una comunidad donde todos podamos vivir y desarrollar nuestro potencial. Los más poderosos terminan sin saber que hacer con tanto dinero, algunos como Bill Gates lo donan y otros lo derrochan.

Mejor sería equilibrar los desequilibrios canjeando la deuda social creada durante años por  la única riqueza que no se pierde: la educación de la gente para lograr una sociedad justa. Benjamín Franklin enseñó qué hacer con el dinero: a veces conviene sacarlo del bolsillo si se usa para llenar la mente, porque en ese caso la mente repondrá con creces los bolsillos.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF  Unión Argentina de Franquicias y Propulsor de UP  Unión de Permutas  horaciokrell@ilvem.com.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 4827 5374
+5411 5422 4742
+5411 2334 5420
+5411 3220 5526
 
 
 
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull Mendoza