Cómo aprobar el examen

                                   EL ARTE DE LA MOTIVACIÓN * por Horacio Krell

 


 

CÓMO APROBAR EL EXAMEN

Cómo aprobar un examen es más el resultado de un proceso que un hecho puntual.

Un sistema educativo que exige kilómetros de lectura y metros de práctica en la exposición agudiza el problema.

No me presento, sabía pero me quedé mudo, lo tenía en la punta de la lengua. La inhibición lo paraliza. Puede ser un problema psicológico o un trastorno de aprendizaje. Hay que saber si el alumno requiere atención médica, psicológica o pedagógica. Los síntomas son: correr la fecha de examen, enfermarse, no estudiar para no tener nada que perder.

El examen tiene los dos polos de la situación de competencia: temor a la pérdida y el incentivo del premio. Cuánto más importa el premio más se incrementan simultáneamente el temor y el incentivo y en vez de lograr cómo aprobar el examen se puede fallar.

A los grandes deportistas les pasa. El penal que falló la estrella del Villarreal, Juan Román Riquelme, en las finales de la UEFA Champions League no es el primer caso en el que se desaprovecha una pena máxima en un momento clave. De haber sido gol Villarreal hubiera jugado el alargue con el Arsenal y peleado el puesto en la final. Lo que queda en el recuerdo son los grandes errores y pueden convertirse en traumas.

Lo que está claro es que la situación de examen requiere un pensamiento positivo. Esto se debe a que la mente tiene una capacidad autosugestiva que le permite convertir en acto aquello que se permite aceptar: Se encamina hacia el bien o hacia el mal según la orientación que se le brinda. Por eso Ford dijo que siempre tenemos razón, si pensamos que nos irá bien y que sabremos cómo aprobar el examen o cuando pensemos que nos irá mal.

Al optimista le va mejor que al pesimista. El optimista tiene los ojos en el cielo pero los pies los tiene en la tierra. En cambio el iluso construye castillos en el aire. El optimista tiene un know how, una forma de estudiar que le permite saber cómo aprobar el examen. La mayor riqueza del estudiante son los métodos efectivos – si los tiene -

El cerebro humano aborda las situaciones desde lo intuitivo emocional propio del hemisferio derecho del cerebro o desde lo racional lineal del hemisferio izquierdo.

El planeamiento estratégico. Tiene como misión regular los dos polos del cerebro para regular la conducta hacia el término medio y optimizar lo racional con lo emocional.

Hay consejos técnicos que el estudiante debe seguir como el descanso, alimentación y deportes. Conocerse a sí mismo sobre el horario y el lugar que más le rinden, el órgano sensorial predominante, si le conviene estudiar sólo o en grupo o combinarlos.

El planeamiento estratégico implica cuantificar lo que hay que leer y nuestra capacidad de lectura la que se mide por un test y se mejora con un curso de lectura veloz. Debe saber también fijar los objetivos en el tiempo relacionándolo con los contenidos y prever los desajustes. Al ejecutar el plan debe saber que cómo aprobar el examen implica hacer una cosa por vez y tener un método eficaz para los repasos.

La mirada de otro. El tímido teme relacionarse con sus pares, en la fobia al examen el temor es a ser evaluado por la autoridad. El nerviosismo no deviene de no saber sino de que cree que no sabe. El miedo es mayor en los exámenes orales, el temor a hablar en público suele ser la continuación. El estudiante suele tener kilómetros de lectura y sólo metros en la práctica de la exposición. Nuevamente su problema es metodológico.

El obsesivo se desespera en el múltiple choise porque no puede decidir ante respuestas parecidas. Tiene altas exigencias sobre sí mismo, busca el perfeccionismo, se preocupa en exceso por los errores y es muy vulnerable a las críticas. Así se oculta una rebaja de su autoestima, lo que requiere un enfoque distinto. Los padres deben desdramatizar la situación de estudio, no estarles encima, pero sí ayudarlos a organizar el horario y la forma de estudiar para que estudien sólo cuando están concentrados. Los padres no deben desvalorizarlo porque su opinión en muy importante para él.

Respuesta educativa.

El estudiante debe aprender a manejar cómo aprobar el examen para que lo estimule y no para que aumente su tensión. Para eso es indispensable que desarrolle recursos personales mediante cursos que potencien sus destrezas de lectura, memoria, concentración, expresión e inteligencia. Para salir del auto test que lo paraliza es fundamental que se pueda concentrar en el estímulo externo: el objeto de estudio. Sin embargo, cuando identifica situaciones que provocan estrés (sudoración, taquicardia), puede aprender técnicas de visualización creativa para imaginarlas, reproducirlas mentalmente y controlarlas con técnicas de relajación y respiración, entre otras.

El alumno debe aprender que el error es una fuente de aprendizaje. Que el que no hace no se equivoca pero tampoco aprende. Que para saber cómo aprobar el examen puede ser necesario fracasar algunas veces. Lincoln perdió 49 elecciones antes de ser presidente de los EEUU. La historia está llena de errores afortunados. Fleming ideó la penicilina viendo como el moho contaminaba sus platos. También el mal puede ser un bien como quien aprovecha la fuerza de su adversario. Del mismo modo, cuando uno cae, se levanta apoyándose en el lugar en que cayó. La presión de la situación puede ser el escenario para usar recursos básicos como la atención, la respiración y la sonrisa.

“La naturaleza nos brinda un bello ejemplo de cómo la dificultad puede engendrar la semilla de la solución. Cuando la arenilla penetra por error en las válvulas de la ostra que la enquista, ésta segrega un líquido espeso, que se endurece sobre ella hasta que se convierte en el objeto brillante que todos conocemos. La ostra transforma ese error haciendo de la intrusa una parte del sistema adaptándola a su propia naturaleza”.

En la escuela se enseña a evitar el error o a ocultarlo, cuando debería ser la materia prima del aprendizaje. Watson, el legendario presidente de IBM, dijo: “el buen juicio viene de la experiencia, la experiencia viene del mal juicio”. Mirando hacia el mundo interno, el inconsciente es el alimento del artista. Mirando hacia fuera, un error, una piedra en el camino o un accidente pueden ser perlas, si se los sabe cultivar.

Técnica de repasos.

La mayor pérdida de memoria se produce dentro de las ocho horas de ocurrido el suceso. Es importante saberlo para aprender cómo aprobar el examen. Posteriormente, en los 30 días siguientes es mucho más leve y luego se mantiene relativamente estable.

Existe una fórmula para evitar que ese proceso natural se consolide. Se trata de programar los repasos en el período inmediato y posterior a la adquisición. En el siguiente gráfico se muestra la evolución según la técnica utilizada.

[l] Curva del olvido sin repaso.

[2] Curva del olvido con repaso.

     

Para contrarrestar los efectos negativos de la curva evitando su descenso, es necesario que la revisión se efectúe en el lapso que media entre el suceso y las ocho horas posteriores.

Sin embargo, conviene diferenciar el repaso mecánico basado en la cantidad de repeticiones, de la reconstrucción activa. Las huellas en la memoria se profundizan si la recuperación de su contenido se intenta con un enfoque activo ya sea oral, mental o por escrito y no releyendo pasivamente el material.

Pero no basta con un buen repaso para activar las neuronas. Para lograrlo, es muy importante cómo se sembró durante la percepción. Recordemos el principio: “no hay una segunda oportunidad para la primera impresión”. Las pistas, o rastros generados son los que permitirán en el momento de la evocación provocar el contexto que facilite la reaparición del material que se busca. Son como las migas que arrojaron Hansel y Gretel para señalar el camino de regreso.

Otra clave es saber cómo se procesó y almacenó el mapa jerárquico de los conceptos recibidos. Cuando por diversos factores lo que precisamos no aparece o se hace inaccesible, como ocurre con la sensación "lo tengo en la punta de la lengua", esforzarse puede ser contraproducente. Por el contrario, si se introduce una señal y se deja actuar al inconsciente como ocurre en el sueño, la información vuelve de una manera similar a la que ocurre en la resolución creativa de problemas.

La curva del olvido existe, pero es posible dominarla. Para saber cómo aprobar el examen el factor clave es considerar a la memoria como un sistema que se construye y no como una caja negra ingobernable. ¿ Cómo aprobar el examen? Conociéndose uno mismo y buscando la perfección.

* Dr Horacio Krell. Director de Ilvem. Secretario de rel. internacionales de UAF Unión Argentina de Franquicias y propulsor de UP Unión de Permutas. Consultas horaciokrell@ilvem.com.

 

Ilvem es una entidad educativa cuya misión es el desarrollo de la mente humana en el marco de la teoría de las inteligencias múltiples (espiritual, emocional, intelectual, creativa, artística, estratégica, corporal, social, comercial, comunicacional y digital).

 

Informes en www.ilvem.com o al teléfono 48215411.

 

Banderas Países
Bullet Contáctenos linea

Hacenos tu consulta!
Completá el formulario y te
responderemos a la brevedad!


Muchas Gracias!

ó llamanos al
+5411 3220 5526
Llamanos
 
Bullet Redes Sociales linea
iconos redes sociales


Dirección:
Mansilla 3037 PB - (C1425PBK)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina


Powered by Eurofull